jueves, 30 de marzo de 2017

Tendencias meteorológicas en Europa hasta el 16 de Abril 2017

Del 3 al 9 de Abril 2017

La tendencia para la próxima semana, primera del mes de Abril, es hacia la formación de un potente anticiclón de bloqueo sobre las Islas Británicas, que dejaría una atmósfera bastante estable gran parte de la fachada atlántica de Europa. La zona mas inestable la encontraríamos en el Mediterráneo central donde, entre mañana viernes 31 y el sábado 1, se descolgaría una masa de aire frío. Los "remanentes" de este aire frío, junto con otras pequeñas bolsas que se descolgarían la próxima semana desde Alemania o Polonia, podrían acercarse a la P. Ibérica de forma retrógrada, generando inestabilidad atmosférica (sin saber por ahora en que cuantía) hacia la segunda mitad de la próxima semana.

En cuanto a las temperaturas se refiere, en general, se esperan valores ligeramente por encima de lo habitual en gran parte de Europa, especialmente en los paises del centro. Salvo de forma puntual, en general no hablaremos de anomalías positivas importantes. Abril, probablemente, comenzaría un poco más cálido de lo habitual.

En relación a las precipitaciones, estas serían inferiores a las habituales en torno a las Islas Británicas y gran parte del centro de Europa. En la zona de Mediterráneo, donde con más probabilidad se localizaría la inestabilidad atmosférica, podrían darse anomalías positivas de precipitación, aunque no muy acusadas.










Del 10 al 16 de Abril 2017

De cara a la segunda semana de Abril, que además coincide con la Semana Santa 2017, existe una ligera tendencia a que las bajas presiones ganen terreno por el Atlántico, generando por tanto, inestabilidad atmosférica en la fachada occidental de Europa. La zona más estable se observa por el momento hacia el sur de Europa, especialmente Mediterráneo central.

Las temperaruras podrían seguir estando por encima de lo habitual hacia el centro de Europa, y Mediterráneo central. En cambio, hacia las Islas Británicas, podrían moverse por valores algo inferiores a lo normal.

Con el probable aumento de la inestabilidad hacia el Atlántico, podrían registrarse anomalías positivas de precipitación en gran parte de la fachada atlántica de Europa, quedando las negativas relegadas al Mediterráneo central.










No hay comentarios:

Publicar un comentario